Colaboración público-privada en Burgos para desinfección robotizada

ASTI Mobile Robotics y BOOS Technical Lighting han colaborado con el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), dependiente de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, en la utilización de la desinfección robotizada para hacer frente al COVID19, utilizando para ello el robot móvil ZenZoe. La colaboración entre las tres instituciones se ha realizado en el marco de un proyecto piloto que se ha desarrollado sin contraprestación económica por parte del HUBU.

ZenZoe utiliza la luz ultravioleta C y combina la eficacia y la seguridad al reducir la carga vírica hasta un 99,9%, unos resultados que han sido constatados para coronavirus por el laboratorio NBQ del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias. Con su utilización el hospital ha logrado desinfectar un total de 3.055 metros cuadrados correspondientes a una planta de hospitalización, el área de reanimación de intermedios y el bloque quirúrgico C, donde se encuentran 8 de los 24 quirófanos con los que cuenta el hospital, que han sido utilizados durante esta pandemia como zonas acondicionadas de UVI,s y quirófano de pacientes Covid.

“Entre las ventajas de este robot autónomo destaca el diseño y la forma del sistema ultravioleta que mejora el acceso a las posibles zonas de sombra, evitando también la subjetividad del operador que puede producirse con el método tradicional fijo de lámpara ultravioleta de colocación en puntos concretos -explica el jefe de servicio de Medicina Preventiva del HUBU, el Dr. Javier Lozano García-. Esta solución tecnológica permite cartografiar o mapear al detalle todos los recorridos y espacios que se han de desinfectar, con la programación del cálculo y proximidad requerida a los parámetros, equipos, mobiliario, etc… y con la frecuencia de paso deseada dependiendo de las necesidades. Al tratarse de un sistema autónomo se evita igualmente la exposición del operador al riesgo físico derivado de la radiación, aunque siempre deberá estar equipado con el equipo de protección personal adecuado”.

Beneficios para optimizar recursos

Por su parte, el subdirector de Gestión del HUBU, Ignacio García Zaldívar, resalta el valor de esta aplicación tecnológica, asegurando que con la experiencia vivida durante esta crisis sanitaria “es especialmente útil para las zonas críticas, pues a diferencia de la desinfección mediante métodos químicos, que también se están aplicando como el peróxido de hidrógeno y otros, que ha requerido el desalojo de toda la planta, la desinfección realizada con luz ultravioleta C permite, extremando las medidas de seguridad y planificando convenientemente, desalojar únicamente el área que se quiere desinfectar y continuar con la actividad asistencial en otras áreas de la misma planta”. Asimismo, “supone un gran beneficio para la organización, porque hace posible la continuidad de la asistencia al aprovechar mejor el espacio, así como los recursos asistenciales, tanto técnicos como humanos, reduciendo los tiempos de espera, de desinfección y de seguridad”, subraya.

La consejera delegada de ASTI Mobile Robotics, Verónica Pascual, y el director general de BOOS Technical Lighting, Alfonso Vázquez de Prada, han coincidido en calificar de “muy positiva” la colaboración que ambas empresas han establecido con el hospital burgalés para realizar las labores de desinfección de sus instalaciones con el robot móvil Zenzoe.

Proyecto tecnológico

ZenZoe Robot es un robot móvil que utiliza la luz ultravioleta C para eliminar gérmenes y patógenos tanto en el aire como en superficies y objetos. El formato de la lámpara, en materia de potencia, intensidad y dimensión, combinada con el movimiento continuo del vehículo, favorece una cercanía a las zonas críticas a desinfectar, minimizando los espacios de sombra y maximizando la desinfección en planos horizontales y verticales en un tiempo récord. Además, lejos de otros productos químicos como el ozono, este robot no solo es una solución respetuosa con el medio ambiente, sino que no es tóxica, por lo que no precisa un tiempo de espera para que se pueda volver a utilizar la instalación desinfectada. Su capacidad de carga automática y súper rápida de la batería hace que el robot esté preparado para desinfectar durante casi todo el día con un ciclo de trabajo de 24/7.

Este proyecto de ASTI Mobile Robotics y de BOOS Technical Lighting ha sido verificado en el laboratorio NBQ del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), en colaboración con la UME (Unidad Militar de Emergencias), tras haber sido sometida a pruebas que contrastaron la reducción de la carga vírica en diferentes superficies.

 

Comparte este artículo :

Artículos Relacionados