Desconexión digital en el ámbito laboral: ¿moda o necesidad?

En el ámbito laboral, los datos también evidencian una excesiva hiper conectividad de los empleados. Según datos de la Organización Mundial del Trabajo, el 36% de los profesionales trabaja más de 48 horas semanales debido a un incremento del uso de la tecnología. Revisar el correo corporativo o contestar llamadas fuera de la jornada laboral se han convertido en hábitos comunes que en muchos casos son generadores de enfermedades crónicas como estrés o fatiga.

En este sentido, y como indica B-Talent, practicar la desconexión digital es una necesidad laboral que nos aporta múltiples beneficios para el trabajador: aumenta nuestro nivel de productividad, genera mayor capacidad para saber priorizar tareas, nos aporta tiempo libre para descansar y ayuda a recuperar hábitos saludables.

¿Cómo podemos fomentar la desconexión digital entre los empleados? Para responder a esta necesidad, B-Talent, la compañía tecnológica de formación en soft skills para empresas, ha desarrollado una serie de pautas clave para conciliar y desconectar del trabajo, que permiten generar distancia entre lo personal y profesional:

1. Relativiza: Pregúntate si es importante contestar inmediatamente a un correo electrónico, una llamada o un mensaje, y si este puede esperar. En muchos casos los temas que consideramos prioritarios no son tan importantes como pensamos.

2. Aplaza: Cuando salgas del trabajo, desconecta el móvil o raciona su uso. Si existe un tema crucial, puedes excepcionalmente mirarlo, pero siempre como algo puntual.

3. No te lleves los problemas a casa: desconectar mentalmente es sumamente importante para ser más eficientes con nuestro trabajo. No hablar de asuntos laborales cuando termine la jornada laboral será clave para conseguirlo.

4. Haz un buen eso de los dispositivos laborales: A excepción de practicar el teletrabajo, evita llevar el portátil a casa. Usar exclusivamente los dispositivos de empresa para temas laborales resultará beneficioso para descansar.

5. Prioriza: Para evitar imprevistos que puedan generar horas de teletrabajo extra, deja agendado los asuntos primordiales y sigue una planificación estricta pero flexible.

6. Optimiza tu tiempo: Evitar distracciones y ‘ladrones’ del tiempo durante tu jornada laboral te ayudará a optimizar el tiempo que dedicas a tus tareas. De esta manera evitas que te quede trabajo pendiente, te sientas culpable y te lo lleves a casa.

7. Desconecta avisos y alarmas: Programa tus dispositivos digitales para evitar avisos de mensajes, correos electrónicos o llamadas laborales.

Conseguir hábitos saludables en una compañía no siempre puede resultar sencillo, especialmente cuando se trata de pautas tan interiorizadas como nuestra relación con la tecnología. Para ayudarte a implantar estas pautas y adquirir hábitos saludables, B-Talent dispone de un amplio catálogo de formación en competencias y habilidades para conseguirlo.

Comparte este artículo :

Artículos Relacionados