Seis consejos para la prevención del coronavirus en el entorno de las oficinas

• Lavarse las manos. Aunque parezca evidente lavarse las manos con frecuencia debe formar parte del día a día de todos los trabajadores. ¿Por qué? Es una medida muy eficaz para prevenir el contagio de enfermedades, ya que elimina los patógenos presentes y, en consecuencia, la posibilidad de transmitirlos.

• Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables. Cada vez que alguien estornude o tosa debe usar un pañuelo de “usar y tirar”. Al ser de un solo uso el material estará fuera del alcance del contacto humano. En caso de no tener un pañuelo se debe tapar la boca con la parte interna del codo.

• Reforzar la limpieza e higiene en zonas comunes. Activar un protocolo de limpieza para las zonas o elementos de uso frecuente por el personal de las oficinas será clave para no facilitar la trasmisión del virus. Nos referimos a áreas y objetos como el botón de los ascensores, pomos de las puertas o los baños.

• Viajes. Si se trata de una empresa en la que los empleados tienen una intensa actividad internacional, ésta debe tomar una decisión sobre la posibilidad de cancelación de este tipo de desplazamientos, al menos a los países donde haya un mayor riesgo de contagio.

• Plan de contingencia. Si se detecta un caso en la empresa es fundamental proceder conforme a un protocolo con la mayor celeridad posible. La compañía debe comunicar con urgencia a los servicios de salud pública sobre la existencia de un posible caso de infección en su entorno y al resto de empleados.

• Teletrabajo. Esta medida el Ministerio la presenta como temporal y extraordinaria, por tanto, en el caso de que la empresa crea conveniente activar una política de teletrabajo para todos sus empleados, la podrá llevar a cabo.

Comparte este artículo :

Artículos Relacionados